Lourdes. Y me puse una sonrisa…

PEOPLE_line-lady

Segura de mi misma y llena de energía entro  taconeando en el edificio donde se aloja mi oficina.

Mi despacho esta en la planta 10.

Me doy cuenta de que canturreo mientras pulso el botón del 10 en el ascensor, casi que puedo bailar las canciones que cantaba en el coche pero me contengo, no estoy sola en el ascensor.  Me acompañan unos semejantes trajeados y encorbatados  que me miran de arriba  abajo, sin disimulo. Sonrío ante sus miradas y me devuelven la sonrisa. Si, debo estar radiante hoy, me siento esplendida.

Bajo en la planta 10 y antes de que se cierre la puerta escucho:

-Que tengas un buen día.

-Tu también- respondo al desconocido encorbatado con una sonrisa.

Llevo siete años trabajando en este edificio, subiendo todos los días a la planta 10 varias veces y jamás un desconocido me había mirado así y jamás de los jamases me habían dicho “que tengas un buen día”.

Antes de entrar en el despacho y dar los buenos días a Lucia paso por el baño, tengo la sensación de que hoy tengo algo en la cara “¿llevaré coloretes de payaso y por eso me miran?”. Nada más lejos de la realidad,  mi maquillaje es sutil e imperceptible como siempre. Lo insólito en mi cara es la sonrisa.

Me miro en el espejo, me acerco, de perfil,  de un lado, del otro lado, pongo morritos y constato que mi cara ha sido invadida por una amplia sonrisa que ilumina mis ojos y da luz a mi vestido. Es mi sonrisa la culpable de las miradas, responsable de que Alonso me encuentre estupenda hoy.  Hago gestos, muecas, intento ponerme seria frente al espejo, recuperar mi cara de borde, seca y agria y no me sale, no puedo, la sonrisa vuelve a apoderarse de mi cara.

¿Por qué? ¿Por qué sonrío sin razón? Debe haber algún motivo. Ayer me quería morir de la pena.

Alguien entra en los baños y disimulo, hago como que voy a hacer pis. Me siento en la taza y pienso y busco el motivo de mi alegría. Busco y pienso. Solo hay una razón, solo una cosa ha cambiado. El objeto de mi felicidad se llama Manuel, volver a verle, volver a mirarle, volver a olerle, saber que esta en Madrid, aunque no quiera volver a verme, su sola presencia es lo que ha hecho que vuelva a la vida.

Asumo que tengo sonrisa y me la dejo puesta.

Lucia me mira raro cuando entro, supongo que no esta acostumbrada a verme así. Me informa de que mi jefe me espera en su despacho.

La sonrisa se me cae a los pies nada más abrir la puerta y se transforma en una mueca de sorpresa, mi corazón da un brinco al encontrarme con mi jefe y otras dos personas más, una de ellas Manuel,  que nada mas oírme se levanta y sonríe y yo ya no encuentro la sonrisa que me ha acompañado toda la mañana.

-Bienvenida Lourdes, espero que te encuentres mejor.

-Si estoy mejor- consigo articular

Y me explica que Manuel y Roberto serán mis compañeros en el nuevo proyecto que tenemos entre manos, que le ha costado mucho que acepten la propuesta pero cree que formaremos un gran equipo, como ya lo hacíamos en el pasado.

Y habla y habla y yo ya no escucho nada, solo oigo la respiración de Manuel cerca de mí y los latidos de mi corazón desbocado y no entiendo nada.

¿Por qué no me lo había dicho?

¡¡El mail!!

El mail que no he leído.

Mi jefe quiere que nos pongamos ya a trabajar y yo me excuso diciendo que tengo algunas cosas pendientes y que en media hora estoy con ellos en la sala de reuniones. Me encierro en mi despacho y abro el mail.

“Ya se que hace mucho que no te escribo”

 Ni un hola que tal ni nada.

“Me ha encantado verte y sobre todo que me cuentes que eres feliz, aunque a decir verdad no te creo, tus ojos te delatan, pero ya hablaremos de eso, si te consuela, yo tampoco lo soy”

 ¿A quien pretendía engañar?

Quería contarte… que vamos a ser compañeros otra vez, me ha costado mucho aceptar la oferta, de hecho aun esta en el aire, porque si tu no estás de acuerdo, si tu no dices si, cojo mis cosas y me voy (otra vez). 

Volver a Madrid, volver a verte, estar cerca de ti otra vez… ha sido muy difícil, mis heridas aun no se han curado, ni creo que se curen, pero he de seguir adelante. No podemos seguir escondiéndonos, perdón, no puedo seguir escondiéndome de ti, ni seguir negándote”.

Mis heridas tampoco se han curado.

“Tengo ganas de verte, tengo ganas de hablar contigo y tengo miedo, tengo miedo de verte todos los días, sentirte cerca y no poder reaccionar con cordura, pero más miedo me da sentir todos los días el dolor que me produce estar lejos de ti.

Necesito hablar contigo pero antes, por favor, dime si quieres que trabajemos juntos, si estas dispuesta a verme todos los días”

 La sonrisa vuelve a mi cara y el aire a mis pulmones.

Llaman a la puerta y se abre suavemente, es él, se queda en el quicio sin atreverse a entrar.

-Si estoy dispuesta.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Preteritas Imperfectas y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Lourdes. Y me puse una sonrisa…

  1. El lector queda seducido por la sonrisa de la protagonista desde la primera línea. Un texto divertido, fluido, interesante. Enhorabuena.

    Le gusta a 1 persona

  2. blogryp dijo:

    Está muy bien vuestro blog. Creo que si pusiérais la opción de seguir por email estaría mejor. En cuanto a contenidos, nos encanta 🙂

    Le gusta a 1 persona

    • Muchas gracias!!
      Creo que y lo hemos puesto, pero comprueba por si acaso. Somos un pelin torpes.

      Me gusta

      • blogryp dijo:

        Ah sí? yo no lo veo… no me refiero a el “Follow…” del propio WordPress (la W azul). Si váis a blogderelatosypoemas.wordpress.com, veréis en la parte superior derecha una caja que pone “introduce tu dirección de correo…” y debajo el botón seguir, ésa es la suscripción por email. Pero vaya, es solo una sugerencia… Enhorabuena por el blog!

        Le gusta a 1 persona

  3. mariangelesb dijo:

    Está genial vuestro blog. por favor sigue publicando, que tengo ganas de saber que pasa con Manuel.

    Le gusta a 1 persona

  4. Que nadie ni nada te quita la sonrisa 🙂

    Esperamos provocarte una con esto porque creemos que te mereces el premio Infinity Dreams por haber sonreído en algún momento leyéndonos 🙂

    Ahí va! Enhorabuena, sigue así!

    http://loqueteestabacontando.wordpress.com/category/premios/

    at. Lunática creciente.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s