Lourdes. Despertando

 

you are here

Mientras duermo llega a mí un penetrante y agradable olor a café. Aun estoy dormida, dulce y plácidamente dormida. Me giro sobre mi misma, con la agradable sensación de haber dormido y descansado mucho, entonces es cuando  mis propios muslos  me desvelan que estoy desnuda, completa e indecentemente desnuda y tengo agujetas en las piernas y en las caderas, unas dulces y viejas conocidas agujetas de placer.

Junto al olor a café llega a mis oídos el susurro de un cacharreo lejano. Me remuevo en la cama, huelo las sabanas, no es mi olor, es su olor. Estoy soñando con él una vez más.

A veces, justo antes de despertarme del todo, en esos segundos en los que es  como si acabase de aterrizar en el mundo, sin pasado, sin presente  y sin saber donde estoy  me doy cuenta de que he soñado con él y me recreo en el sueño, pero la realidad de mi cama, el olor de Alonso en la sabanas me sacan del ensueño y la verdad cae sobre mi como una losa.

Me recreo en mi sueño pero…

Mi casa no huele a café hasta que yo me levanto.

Estoy desnuda.

Las sabanas huelen a Manuel y a sexo.

Me despierto sobresaltada. ¡No es un sueño! De repente lo recuerdo todo, estoy en su casa, en su cama.

Casi sin probar el postre, pusimos rumbo a su minúsculo apartamento en el centro. Apenas había cambiado desde la última vez que estuve allí, los mismos muebles, algunas fotos menos decorando las paredes, más libros  adornando rincones imprevisibles y entre nosotros el mismo deseo de hablar de siempre, de compartir, de reír, de tocarnos, de besarnos, de cuidarnos.

Hablábamos sin parar, parábamos para besarnos, nos besábamos para tocarnos, nos tocábamos para sentirnos, sentíamos cada roce, cada beso como si fuese la primera vez. Cada palabra acariciaba mi piel, cada beso estimulaba partes dormidas de mi cerebro, cada caricia despertaba el deseo entumecido durante el tiempo de ausencia.

Lentamente me despierto y si, lo recuerdo todo.

En ese momento se abre la puerta del dormitorio, es Manuel en calzoncillos,  una gran sonrisa y  una bandeja con zumo, tostadas y café para dos.

Me bebo el zumo casi de un sorbo, pero no soy capaz de tragar ni un bocado de las tostadas.

-Tengo miedo Manuel, ¿Qué estamos haciendo?, ya hemos pasado por esto y no quiero…

– Yo también tengo miedo de que te vayas y no vuelvas, de que te arrepientas de lo que dijiste y sentiste ayer, tengo miedo de que decidas no quedarte.

Cierro los ojos intentando contener mis lagrimas, Manuel deja la bandeja en el suelo y abraza mi desnudez, introduce su mano en mi pelo, acaricia mi nuca y ya no tengo ganas de llorar, quiero estar así para siempre, oliendo su cuerpo, acariciando su espalda, sintiendo sus manos, el calor de su boca en mi cuello, viendo como se disipa el miedo de mi interior  transformándose en deseo.

Las dudas abandonan mi cuerpo mediante respiraciones entrecortadas  y jadeos de placer.

Sé donde quiero estar.

Nada más salir de su casa, con la firme promesa  de recordarme a mi misma donde quiero estar, llamo a Elena y se lo cuento todo.

-No tienes nada que pensar Lourdes, está bastante claro ¿no?- me dice

-Tengo que pensar Elena, no es tan fácil. Vámonos unos días tú y yo solas- digo y a mi misma me suena a locura.

-Si, vámonos, yo también necesito pensar.

Cuando llego a casa le cuento un sinfín de mentiras a Alonso sobre Elena, que no quería dormir sola, que está realmente mal y que nos vamos un fin de semana juntas a  Lisboa. Alonso quiere creerme, me sonríe, da media vuelta y se marcha yo corro a mi dormitorio a preparar la maleta. Este es nuestro momento.

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Preteritas Imperfectas y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s